Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

La historia de los sacamuelas

Publicado el: 19 de Julio de 2019


 


Antes de que hubiera dentistas como los conocemos ahora, también existían los encargados de vigilar la salud de los dientes. Se llamaban de diferentes formas y se las ingeniaban para hacer «dientes» nuevos cuando los de verdad enfermaban y se perdían. 


Durante la Edad Media lo más que se hacía por los dientes era extraerlos cuando el dolor era demasiado intenso, lo que no siempre aliviaba el sufrimiento, pero detenía en cierta medida la infección; así, la gente quedaba chimuela al final de su vida.


Para ello, recurrían a los materiales que tenían más a mano: marfil, piedras preciosas, conchas de mar, con los que también se adornaban los dientes sanos. Durante mucho tiempo cuando a la gente le dolían las muelas, normalmente por problemas de caries Los dentistas de aquel tiempo eran llamados «sacamuelas» y eran los barberos o peluqueros quienes se encargaban de sacar la pieza enferma. Esta función la desempeñaron hasta muy entrado el siglo XIX.


Todavía no se habían inventado los empastes y la gente no pedía ayuda hasta que no aguantaban el dolor. Para aliviarlos, nada como atar un hilo a la muela para sacarla de un tirón. Quizá por eso los dentistas tienen mala fama. Pero no tengas miedo, ahora son de lo más cuidadosos, y además ya no hace falta sacar las muelas para solucionar el problema.


Del oficio a la ciencia


En 1728, Pierre Fauchard, el padre de la odontología moderna, publicó Le chirurgien dentiste, ou traité des dentsEl cirujano dentista, o tratado sobre los dientes—, en el que planteó que la odontología era una profesión con una base científica distinta de la medicina general.


 


 Fuente: Muy Interesante


 

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?