Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

El soporte óseo y su importancia

Publicado el: 29 de Noviembre de 2018

 

En muchas ocasiones, casos aparentemente sencillos pueden convertirse en complejos debido a la falta de hueso en la zona que vamos a tratar.

 

La falta de hueso adecuado en parte de los maxilares puede ocasionarnos verdaderos problemas a la hora de realizar una rehabilitación de la boca parcial o total. Para evitar este tipo de problemas podemos recurrir a la regeneración ósea, bien rellenando cavidades después de una extracción, o bien regenerando hueso perdido, ganando grosor y altura que nos permita la colocación de implantes.

 

Puede colocarse un implante dental en el mismo lugar del diente extraído. El implante estimulará al hueso y evitará su reabsorción, si no se hace el implante dental en el alvéolo injertado dentro de un tiempo determinado, el proceso de reabsorción continuará.

 

REGENERACIÓN ÓSEA

 

 

El alveolo dejado por la extracción puede injertarse en el momento de la extracción o poco tiempo después. Para el injerto pueden utilizarse trozos pequeños de hueso del mismo paciente u otros materiales. También pueden usarse membranas semipermeables para ayudar en el proceso de curación. El cuerpo reabsorbe el material del injerto y la masa ósea del paciente se deposita en su lugar. Esto mantiene el contorno vertical y horizontal del hueso produciéndose poca o ninguna absorción.

 

 

Si transcurre tiempo entre las extracciones, el injerto y el implante dental, se perderá algo de hueso. Esto puede afectar el tamaño del implante dental que se tenga que colocar.

 

Si los implantes dentales se hacen después de mucho tiempo, aún queda el problema de tener que trabajar con un hueso más pequeño. Los implantes dentales que puedan ser colocados serán más cortos y de menor diámetro. Si no se colocan los implantes dentales, el hueso continuará reabsorbiéndose.

 

PÉRDIDA DE HUESO Y PRÓTESIS

 

 

Sin la estimulación de las piezas dentales o de los implantes dentales, el hueso se reabsorbe continuamente. Durante los primeros 6 meses se puede perder hasta el 40% de la masa ósea original. Si se usa una prótesis para sustituir la pieza dental y el tejido de la encía, en realidad se podría acelerar el proceso de pérdida ósea.

 

Conforme el hueso se atrofia, la prótesis tendrá que ser más grande delos que hubiese sido para compensar por la pérdida adicional de hueso. Conforme continúa este proceso, la cresta disminuye y las prótesis deben ser más grandes.

 

 

 

Fuente: Adalia dental

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?