Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

Odontología con grafeno, una mirada al futuro

Publicado el: 16 de Octubre de 2018


 


De un hecho fortuito se ha descubierto un material que puede revolucionar el futuro de la humanidad; es un material que proviene del grafito, el mismo con el que se crean las minas de los lápices y, como la mayor parte de descubrimientos, el grafeno apareció casi como una casualidad.


Para obtener el grafito más puro, los investigadores solían pegar una cinta y arrancarla. Un día, uno de ellos, decidió analizar lo que restaba en la cinta y, al verlo, se dio cuenta que en ella se encontraba un nuevo material, compuesto por átomos de carbono e hidrógeno, ordenados en forma de panal de abeja. Esa forma, le otorgaba además, impresionantes características:


 




  • Alta conductividad térmica y eléctrica.




  • Alta flexibilidad y dureza, el grafeno es 200 veces más duro que el acero, e incluso que el diamante.




  • Resistencia.




  • Es tan ligero como la fibra de carbono pero más flexible.




  • Es transparente.




  • Menor efecto Joule, se calienta menos al conducir los electrones.




 


Gracias a sus increíbles características ya se van conociendo alguno de sus usos y funcionalidades, aunque está claro que en el futuro aparecerán muchas más. Una de estas, es en el área de la odontología. Veamos de qué se trata.


Una de las cosas que procura el trabajo del odontólogo es que en sus clientes se  disminuya el retorno a consulta motivado a cambio de piezas dentales. Es decir, garantizar tranquilidad y durabilidad al paciente. Esto es un aspecto que preocupa, en especial, la economía familiar de aquellos a quienes atiende y que dice mucho de la calidad del trabajo del profesional.


Al ser el grafeno un material tan resistente, se hace factible poder lograr diseñar prótesis para la rehabilitación oral a través de restauraciones implanto-soportadas. Además, absorbe y reparte las cargas masticatorias, previene el fenómeno del bimetalismo y es biocompatible.


Se espera que el grafeno permita que se realicen estructuras dentales de alta ductilidad, que puedan deformarse sin la necesidad de llegar a la ruptura y permita, a su vez, una mejora estética importante.


Así, podemos ver lugares del mundo que ya están desarrollando productos basados en este descubrimiento. Por ejemplo, un equipo multidiciplinario de la Universidad de Chile, desarrolló Blueremin, un líquido que permite detener el avance de las caries creado con flúor y grafeno. Este, ayuda a evitar la intervención de los dientes con la turbina.


Este compuesto químico es un excelente biomaterial que, en forma de una solución tópica y acuosa, tiene un gran poder antibacteriano, por lo que permite combatir la bacteria de la caries y ayuda a mineralizar el tejido dañado.


 


También, se ha descubierto que puede aumentar notablemente trabajos en piezas removibles o externas, como las prótesis y las carillas dentales. De hecho,  existe la posibilidad de que el grafeno haga que las carillas dentales de resina lideren el mercado.


Las carillas de resina son hechas a mano y es un trabajo totalmente personalizado. Las resinas acrílicas son polímeros duros, frágiles y cristalinos, que son utilizadas como materiales termoestables ya que, tras su curado, no se pueden transformar ni moldear.


La incorporación del grafeno en las resinas acrílicas constituye una estrategia novedosa para optimizar sus propiedades mecánicas, incrementando simultáneamente tanto el módulo elástico como la tenacidad, reduciendo la aparición de grietas y/o la propagación de las mismas, así como extenuando el grado de contracción durante la polimerización.


El grafeno se perfila como el candidato ideal para mejorar las prestaciones de las resinas acrílicas autopolimerizables para uso dental, no solo por su elevada resistencia a la tracción, bajo coeficiente de expansión térmica, gran capacidad de absorción y de lubricación, flexibilidad y elevada superficie específica; sino también, por su gran relación resistencia-peso.


El óxido de grafeno en conjunto con la resina, se fusiona a mano por un odontólogo y es un trabajo totalmente personalizado


Al ser flexible la mezcla de óxido de grafeno y darle mayor resistencia, podría lograr el empaste perfecto, además de ser inmune a la corrosión.


Sería el paquete ideal para todos los que buscan un buen arreglo bucal, estético, duradero y, sobre todo, que no forme bacterias que perjudiquen la salud, bajo en costo y amigable con la ecología


 


El grafeno se perfila como un elemento que podría traer maravillosos aportes a la odontología en todo el mundo. A pesar de que aún se encuentra en estudio, será cuestión de tiempo poder palpar hasta dónde llegarán sus avances y como podrán todos los odontólogos incluirlo progresivamente, en múltiples tratamientos.


 


Autor: Cefe Lascano

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?