Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

4 errores de marketing que suelen cometer los odontólogos

Publicado el: 08 de Marzo de 2018

 

 

 

El marketing digital es indispensable para cualquier negocio. Y el área dental no es la excepción. La mayoría de los odontólogos que incursionan en el marketing en línea se desaniman rápidamente debido a las campañas que producen resultados mediocres.

 

 

 

Podrías gastar un montón de dinero en crear una página web, publicar un artículo ocasional, juguetear con el marketing en redes sociales, y después de dos meses, todavía, no ver pacientes nuevos, y por lo tanto, no ganar tanto dinero como esperas.

 

 

 

No tener una página web que convierta visitas en pacientes

 

La mayoría de los odontólogos tienen su propia página web, pero la mayoría de esta mayoría no tiene una que haga conversiones.

 

Suelen contratar a un diseñador para que construya una página web elegante, que al final resulta ser poco más que arte digital. Tiene fotos de archivo llamativas, páginas de servicio detalladas y una sección de contacto donde los pacientes pueden reservar una cita.

 

Pero, ¿qué es lo que les está faltando? Un diseño amigable para la conversión que distinga a tu sitio web de los demás odontólogos.

 

Describir tus servicios odontológicos a detalle puede parecer una buena idea, eso sí, que no sean exhaustivos pues los algunos lectores pueden cansarse y lo único que conseguirás con esto es perder pacientes potenciales.

 

Entonces, las secciones más importantes que debes tener en tu página web son la página de inicio, de biografía, de contacto, sobre el consultorio y de servicios. En conclusión, tu página web debe responder a esta pregunta: ¿Por qué eres el odontólogo adecuado?

 

 

 

Descuidar tu reputación en línea

 

 Hoy en día los usuarios en línea prestan mucha atención a los comentarios de otros usuarios. Existen muchos lugares donde los pacientes pueden expresar su gratitud o sus frustraciones gracias a tu práctica odontológica.

 

Controlar tu reputación en línea es más importante ahora que nunca, ¿crees que no? Entonces considera esto:

 

El 88% de los consumidores confía tanto en los comentarios en línea como en las recomendaciones personales.

 

Ten en mente que una mala información en línea puede ser un obstáculo incluso para una recomendación de boca en boca. Después de todo, ¿qué es lo primero que hace una persona cuando la refieren a ti? Buscar tu nombre en Google, claro está.

 

No pienses que 30 reseñas de Google, la mitad de las cuales son espantosas, pasarán desapercibidas. Lo creas o no, el feedback compilado de docenas de extraños digitales, a menudo supera la recomendación de un conocido directo.

 

 

 

Ignorar los datos medibles

 

 Muchos odontólogos, en particular los nuevos en marketing digital, utilizan el mismo enfoque que utilizaron con la publicidad tradicional.

 

Medir los éxitos y fracasos es fundamental para los logros a largo plazo de tus empresas en línea. Y suponiendo que tienen las herramientas adecuadas, puedes ver exactamente cómo se desempeñan tus campañas.

 

En primer lugar, puedes usar herramientas como Google Analytics para analizar el rendimiento general de tu página web. Cuántos visitantes atrae tu sitio, de dónde proceden y qué tan involucrados están con tu contenido: son métricas inteligentes.

 

Sin embargo, la métrica más importante de todas suele descartarse: La cantidad de pacientes nuevos que produce tu sitio web. Tan solo un pequeño porcentaje de odontólogos mide esto, ¿por qué? Sencillo, porque no pueden.

 

El seguimiento de pacientes nuevos requiere un software que se conecte con la base de datos de pacientes.

 

 

 

Esperar resultados de la noche a la mañana

 

 Cuando se trata de marketing digital, tener perspectivas irracionales es uno de los mayores errores que puedes cometer. A excepción de la publicidad paga, como Google AdWords, Facebook e Instagram Ads, no existen soluciones de un día para otro.

 

Si esperas generar veinte pacientes nuevos en tu primer mes de marketing, puedes desanimarte y abandonar todo tu esfuerzo por completo.

 

El SEO, el marketing de contenidos, el marketing por correo electrónico y las redes sociales pueden tomar tiempo para mostrar resultados. Así que tienes que construir una base sólida y comenzar todo desde allí.

 

Una vez conseguido esto, una estrategia de marketing a largo plazo podrá brindarte resultados verdaderos y de calidad que harán crecer tu práctica de manera constante en los años venideros. Recuerda esto: las campañas de correo electrónico comienzan y se detienen. En cambio tu sitio web funciona 24/7 los 365 días de la semana.

 

¿Has estado cometiendo alguno de estos errores? ¡Entonces es hora de hacer las cosas bien!

 

 

 

Autor: Edith Gómez

 

 

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?