Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

¿Cómo tener éxito y ganar dinero como odontólogo?

Publicado el: 24 de Enero de 2018

 

La Odontología en sí, es una carrera costosa debido a la cantidad de materiales y equipos que debemos comprar durante y después de finalizar nuestra etapa como estudiantes. A pesar de ello, cada año se gradúan más y más profesionales en esta área, además de que aunque es una profesión algo cara, genera muchos ingresos en el futuro si sabes cómo jugar tus cartas, siendo positivo y teniéndote confianza.

 

Cada vez encontrarás más competencia en el campo laboral debido a la cantidad de egresados que incrementa con cada año. Al menos donde yo vivo, puedo encontrar un odontólogo en cada cuadra y la mayoría, académicamente, parecen estar bien preparados, sin embargo, el ser exitoso no sólo depende de este factor.

 

Aunque haya varias alternativas, las personas nunca saben a cuál deben ir realmente. Tú, como odontólogo o aspirante a serlo, te ves perjudicado por la cantidad de profesionales que ofrecen sus servicios pero esto no significa que sea imposible ver los frutos de tus estudios, todo depende de ti y lo que debes hacer para lograrlo.

 

1.      Planifícate

Un error muy común de todo odontólogo o profesional, es subestimar el esfuerzo que se requerirá montar tu propio consultorio o negocio, incluso conseguir empleo en uno. Para ser exitoso en cualquier área, debes tener cierto nivel de planificación.

 

Recursos, lugar, tiempo, responsabilidad, entre otros factores que determinarán el progreso de tu carrera. Todo debe tener su lugar y espacio, por ello es importante que determines lo que harás primero y continuamente, para poder llegar a lo que tanto deseas como profesional.

 

2.      Ofrece la mejor calidad

Antes de comenzar a ejecutar las ideas y acciones de tu planificación, debes estar consciente de que, para destacar entre tanta competencia, debes ser bueno en lo que haces o al menos, dar lo mejor de ti para hacer un trabajo que te satisfaga a ti pero en especial, al paciente.

Trabajos mediocres o por sólo salir del paso, sólo te ganarán una mala reputación. La gente habla y a la vez recomienda, si no ofreces un trabajo de calidad, entonces nadie querrá recurrir a ti. Siempre intenta hacer cada trabajo como si fuera una obra de arte. Además, utiliza los mejores materiales que puedas utilizar en el momento, no resinas, por ejemplo, que se puedan partir al día siguiente.

 

3.      Ofrece el mejor precio

Si cumples con ofrecer la mejor calidad, entonces es tiempo de entrar en un punto más de mercadeo. Una relación entre precio y calidad, siempre es llamativa para todo futuro paciente, si ya cuentas con la segunda, entonces sólo queda determinar un precio que sea económico y aún te deje un margen de ganancia.

 

Ten en cuenta, que tú trabajo vale al igual que un material costoso, dale el precio que tú creas que tiene pero siempre sin exagerar, sé justo y solidario a la vez.

 

4.      Recuerda que eres humano

Antes de odontólogo, eres otra persona más, que siente y puede socializar con otros. Cuando voy a un consultorio, me gusta que el odontólogo u odontóloga que me está atendiendo, hable conmigo, esto ayuda a crear una especie de relación entre paciente y odontólogo. Crea confianza entre ambas personas y un ambiente agradable que muchas veces, más que un bajo precio, puede ayudarte a atraer pacientes y que los que alguna vez atendiste, regresen en un futuro.

 

5.      Sé original

En el periódico, radio, redes sociales o cualquier medio que sirva como publicidad, podemos encontrar varios anuncios de profesionales promocionando alguna clínica o consultorio, pero también podemos observar que mucha de la publicidad es repetitiva.

Sé original en la forma de promocionar tu negocio o servicios, en este caso, consultorio. Utiliza diseños que te identifiquen más allá de ser un odontólogo sino también a tu estilo personal. Revisa los anuncios e intenta hacer cambios en la idea o diseño físico que tienes de tu publicidad.

 

6.      Trabaja en equipo

En el área de la salud, debes trabajar en equipo ya sea directa o indirectamente. No cometas el error de querer hacer todo por tu cuenta, recuerda que los demás están para ayudar y tú para ayudarlos a ellos si lo necesitan.

 

Estar enfocado en tus logros como un único individuo, forma parte de tu crecimiento como profesional. No obstante, debes tener en cuenta que tus éxitos o fracasos individuales, siempre se verán reflejados en un ámbito colectivo ya que normalmente, te acompañará un equipo de trabajo.

 

Autor: Edith Gómez

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?