Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

4 tips para ser dentista y emprendedor sin abandonar tu vocación

Publicado el: 22 de Noviembre de 2017

 

dentista emprendedor

Si tu vocación es ser dentista, pero también quieres hacer crecer tu negocio, entonces es lógico que busques convertirte en emprendedor, además de ser dentista. 

Necesitas más que solo talento para ser un empresario y dentista, por lo que debes tener en cuenta ciertas cosas antes de aventurarte en tu nuevo negocio o buscar nuevas formas de hacer dinero. 

Por un lado, debes estar seguro de que tengas toda la tecnología necesaria, el conocimiento más reciente, y saber que tus pacientes se sienten satisfechos con tu trabajo. 

Recuerda que no porque trabajes como dentista debes limitarte, pues hay más cosas que puedes hacer para explorar opciones de negocio y crecer como profesional de la salud y como empresario. Sigue estos tips para ser dentista y emprendedor al mismo tiempo: 

 

Independiente o práctica compartida: 

Una de las preguntas más básicas para ser un odontólogo exitoso es saber si renunciar a una práctica compartida o asociarse con otros dentistas exitosos, quienes puedan ayudarte a conseguir más clientes y experiencia. 

El punto de ser emprendedor es saber leer situaciones nuevas y hacer lo mejor de ellas, por lo que no por ser parte de una práctica compartida significa que no seas exitoso. Al contrario, parte de ser empresario es conocer tus límites, por lo que al principio puede ser bueno trabajar con otros. 

 

Aprender más y más: 

No porque seas exitoso significa que sepas todo lo que hay por hacer. Un buen emprendedor siempre sabe de la última técnica y tecnología odontológica, por lo que siempre se está capacitando como emprendedor y dentista. Ve a cualquier seminario importante en odontología, pero si te parece que te puedes beneficiar, aprende también de paso sobre economía y marketing. 

Nunca hay conocimiento de más, pero en especial si te dedicas a una profesión en el campo de la ciencia y tecnología que cambia constantemente. Serás un mejor profesional y un empresario más competitivo si sabes más que los demás. 

 

Tu práctica es una inversión: 

Así como tu talento te hace mejor dentista, tu práctica te hace más valioso para el mundo empresarial. No veas tu práctica solo como el lugar donde ves pacientes, míralo como un negocio que necesita expandirse, crecer, y enamorar a otros. Enfócate en crear estrategias de mercadeo, como tener una buena página web, redes sociales activas y relevantes, y publicidad atractiva. También crea planes de negocios para saber cuándo  y como traer nueva tecnología sin endeudarte más de lo necesario. 

En fin, cuando se trata de tu negocio, no deja de ser una inversión valiosa, por lo que aparte de dentista, debes tener en cuenta que vale la pena invertir en promocionar tu trabajo y hacerlo crecer. 

 

Arriésgate: 

Los emprendedores son los primeros en tomar riesgos por negocios, pero los dentistas no suelen ser los más arriesgados en cuanto a su trabajo. Es hora de que pienses en qué tipo de riesgos puedes tomar para hacer crecer tu carrera. 

Comparte con tus colegas, aprende sobre nuevas técnicas, lee, e infórmate cada vez más, pues de ello depende tu éxito cuando escojas un nuevo camino a seguir. Si se trata de endeudarte, evalúa el riesgo financiero y cuanto crecimiento significará, pero no dejes de hacerlo, pues nuevos equipos y modernidad son el futuro de la odontología. 

 

Ahora ya puedes ser un empresario exitoso y mejor dentista. Sigue estos tips y harás crecer tu negocio y tu vida sin abandonar tu vocación.  

 

AutorEdith Gomez

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?