Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

Odontología de la UBA estrenó el equipamiento más moderno de la región

Publicado el: 27 de Octubre de 2017

 

uba

Está a disposición de los alumnos de esa facultad y de pacientes; funciona con un sistema de -arancelamiento social-

La calidad de la enseñanza se rige por la calidad del equipamiento, los mejores profesionales se forman con la mejor tecnología es la frase particular que, desde 2010, tienen en mente las autoridades de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires (UBA), que inauguraron el Centro de Diagnóstico por Imágenes más avanzado de Iberoamérica.

Para la compra y la instalación de las máquinas se invirtieron $ 30 millones. La joya es el tomógrafo Cone Bean, finlandés, único en la Argentina, y del que sólo existen tres más en el mundo. Ese tomógrafo permite el escaneo completo del macizo craneofacial y la toma de fotografías para reconstruir tejidos blandos y su ensamble con tejidos duros.

Permite el diagnóstico y planeamiento reconstructivo de traumas severos en cabeza y cuello, comunes en accidentes de tránsito. Esta tecnología es clave para cirugías maxilofaciales reconstructivas de alta, mediana y baja complejidad.

El equipamiento incluye una impresora 3D que arma una copia exacta del cráneo del paciente, por lo que, por ejemplo, en patologías complejas se puede tener un modelo exacto sin tocar a la persona.

El centro se completa con un tomógrafo Cone Bean May Ray, de origen italiano; un tomógrafo Carestrean (italiano); dos Panorámicos Plan Meca (noruegos); cinco equipos radiológicos digitales (noruegos) para radiografías periapicales. Con la incorporación de esta tecnología se eliminan los residuos tóxicos de líquidos reveladores y fijadores de placas radiográficas. Además, hay cinco simuladores para la enseñanza preclínica, que eliminan la exposición a radiación entre los alumnos, y nueve sillones para atención clínica.

El Hospital Odontológico atiende un promedio diario de 4000 pacientes, cantidad superior a todo el sistema odontológico público y privado de la ciudad. Esa capacidad de consultas es posible por los 600 sillones instalados en los 18 pisos del nosocomio en Marcelo T. de Alvear 2142.

Desde 2010, las autoridades llevan invertidos $ 121.115.211 en obras de infraestructura y equipamiento. Dentro de ese plan se encuentra, por ejemplo, la digitalización de las historias clínicas de los pacientes. Según se explicó, tiene un doble objetivo: hacer más fáciles el acceso para el profesional y la confección de estadísticas, algo que comenzó a elaborarse para tener una mejor imagen del estado de la salud dental porteña y del conurbano.

Varios profesionales consultados por la nación coincidieron en que en ningún centro de atención público o privado hay un equipamiento similar a ese hospital.

Para el secretario general de la facultad, Jorge Pasart, la atención de la salud dental, casi abandonada por el Estado, es un claro indicador de la desigualdad social. En los barrios del sur de la ciudad nueve de cada diez chicos tienen caries, muchos perderán los dientes, algunos podrán recuperarlos con un tratamiento de conducto, pero todos sufren dolor.

Consultados sobre si las crisis económicas tienen injerencia en el aumento de la cantidad de pacientes, las autoridades sostuvieron que en parte sí, pero que la mayoría es por la calidad de la atención y el de boca en boca que se genera.

Cuando estudiaba, los pacientes eran nuestros familiares, que venían obligados. Ahora ninguno tiene que pedirles ese favor. Los familiares de los alumnos son los primeros en avisarles a otros para que vengan, dijo el vicedecano, Pablo Rodríguez.

Me quedé maravillado con el estado edilicio. Tuve un golpe en el trabajo y me dijeron que venga acá por la cercanía. Pensé que iba a estar todo destartalado, pero fue como entrar a la NASA, contó Efraín Rodríguez, un empleado administrativo que es paciente en el Hospital Odontológico.

La limpieza es una obsesión de las autoridades que, al asumir, negociaron junto a las agrupaciones políticas lugares específicos para pegar sus carteles. Es un hospital, no un lugar donde pegar carteles partidarios como si fuera la calle, sostuvo Rodríguez.

El Hospital Odontológico se rige con un sistema -de arancelamiento social-. Se les cobra a los pacientes, pero un precio menor que en una clínica o consultorio privado. Quienes no poseen recursos son atendidos gratuitamente.

En un consultorio privado, la colocación de una corona vale unos $ 6000; en este hospital, $ 1200. Resolver una caries de forma privada cuesta $ 1000 y en esta institución, $ 180. Una imagen panorámica cuesta $ 70, contra $ 600 en el mercado privado.

Este año comenzó un programa por el que 20 ex residentes pueden usar los sillones del primer piso de 17 a 24, cuando ya no hay estudiantes, como si se trata de su consultorio particular. Fuentes de la facultad explicaron que por cada procedimiento que realizan dejan un porcentaje a la institución.

La atención en números $30 millones. Fue la inversión que efectuó la Universidad de Buenos Aires para la compra e instalación de la aparatología que funciona en el hospital.

4000 pacientes es el promedio diario de la cantidad de personas que son atendidas en ese hospital universitario, que cuenta con 18 pisos.

 

Fuente: La Nación

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?