Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

La garantía científica del éxito en Implantología

Publicado el: 11 de Octubre de 2017

 

garantia cientifica

El gerente para Latinoamérica de W&H, Oliver Goetzendorff, creador del evento, no solo invitó a decenas de líderes de opinión latinoamericanos a probar los dispositivos más avanzados de la compañía, sino que llevó desde Austria hasta esta esta ciudad los equipos para realizar prácticas e incluso a varios de los desarrolladores de los mismos.

Uno de ellos fue el sueco Niclas Horal-Schultz, Director Global de Ventas de Osstell, cuya conferencia se centró en describir las nuevas posibilidades del módulo Osstell ISQ que ha sido integrado en la unidad quirúrgica Implantmed de W&H.

El experto sueco explicó que el instrumento de Osstell permite medir la estabilidad desde el momento en que se coloca el implante. Y especificó que es la única forma probada científicamente de hacerlo. "Esencialmente, con nuestro instrumento sabes cuándo el implante está osteointegrado para poder restaurar el diente de forma segura", manifestó Horal-Schultz.

"Quienes no utilizan este instrumento no saben cuál va a ser el resultado (de la colocación de implante), lo único que pueden hacer es seguir un protocolo y esperar que todo salga bien", comentó.

Horal-Schultz insistió en que el módulo de Osstell ISQ evita que el trabajo del implantólogo se base en conjeturas clínicas para apoyarse en hechos totalmente científicos.

"La razón por la que estoy en las W&H Surgigal Sessions en Panamá —explicó Horal-Schultz— es que el año pasado comenzamos un convenio de cooperación mediante el cual W&H ha integrado en su unidad quirúrgica más avanzada, Implantmed, nuestra tecnología".

El experto en osteointegración agregó que la combinación tecnológica entre las dos empresas "es algo único a nivel mundial, que hace que sea muy fácil para un clínico colocar un implante porque ahora tiene a su alcance la mejor tecnología que existe. "Por lo tanto, "inmediatamente después de fresar y atornillar el implante con Implantmed, el clínico puede medir la estabilidad del implante con nuestra tecnología, todo en un mismo instrumento".

Osstell comenzó como un proyecto científico en Inglaterra a comienzos de los años 90 y como empresa en Gotemburgo (Suecia) en 1999, ciudad donde tiene su sede.

"El profesor inglés Neil Meredith y el ingeniero electromecánico Peter Cawley desarrollaron la tecnología que usamos, llamada Análisis de Frecuencia de Resonancia (RFA)", comentó el experto. El Dr. Meredith, que es odontólogo e ingeniero eléctrónico, es actualmente Director de Ciencias Odontológicas del Colegio de Medicina de la Universidad James Cook en Australia.

La RFA utiliza un diminuto sensor, similar en forma a un diapasón, que se ajusta al implante para determinar la frecuencia de resonancia. Esto permite a su vez medir exactamente la distancia del implante, la altura del hueso y su rigidez, mediante un procedimiento no invasivo que no afecta en absoluto al paciente.

"Un pulso electromagnético hace que el sensor empiece a vibrar. El instrumento capta entonces la frecuencia de esas vibraciones y la traduce a un valor numérico, llamado Cociente de Estabilidad del Implante o ISQ. Básicamente, cuanto más firme esté el implante en el hueso, mayor es la frecuencia, lo que se refleja en un valor alto de ISQ que indica una buena estabilidad del implante", explicó.

Para carga inmediata, por ejemplo, es crucial confirmar cierto grado de estabilidad primaria. Además, Horal-Schultz afirma que realizar mediciones de 4 a 6 semanas después permite medir no sólo la integración del implante, sino también su estabilidad biológica.

Hay muchos factores diferentes que inciden en la estabilidad del implante: la densidad ósea, la capacidad del cirujano, el diseño del implante o la condición del paciente, entre otros. El directivo de Osstell afirma que el valor de ISQ que proporciona su dispositivo es absoluto y comparable con otro tipo de implante, paciente o cirujano.

La eficacia del sistema Osstell ISQ —y del módulo ahora integrado en la unidad quirúrgica Implantmed— está fuera de duda. Más de 800 estudios publicados avalan la precisión de esta tecnología en el campo de la implantología. Y los especialistas la han acogido con un fervor tal que la compañía no utiliza siquiera líderes de opinión para explicar sus ventajas.

"Es un producto único y una tecnología única, y queríamos presentarla en América Latina para que los implantólogos conocieran de primera mano una forma científica de asegurar la osteointegración de los implantes", concluyó el Director Global de Ventas de Osstell.

Fuente: Dental Tribune

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?