Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

Las técnicas digitales permiten a los odontólogos ofrecer una restauración dental completa.

Publicado el: 09 de Octubre de 2017

 

técnicas digitales

La estética facial dental se puede definir de tres maneras. Tradicionalmente, la estética dental y facial se define en términos de macro y microelementos. La macro-estética abarca las interrelaciones entre la cara, los labios, las encías y los dientes y la percepción visual de que estas relaciones sean agradables.

La micro-estética involucra la estética de un diente individual y la percepción de que el color y la forma sean agradables.

Históricamente, los conceptos y parámetros aceptados del diseño de la sonrisa han ayudado a realizar tratamientos estéticos.

Estas mediciones específicas de la forma, el color y otros elementos estéticos de los dientes ayuda a transferir información entre el dentista, el ceramista y el paciente para el diseño de la sonrisa. La estética en odontología abarca una amplia área conocida como la zona estética. Rufenacht clasificó el análisis de la sonrisa en estética facial, estética dentofacial y estética dental, que abarca los elementos macro y micro dentales descritos anteriormente. Una clasificación adicional identifica cinco niveles estéticos: facial, orofacial, oral, dentogingival y dental.

 

Tabla 1. Componentes del análisis de la sonrisa y el diseño estético.

 

Estética facial Forma facial total y equilibrio.
Estética orofacial Relación maxilomandibular del rostro y la línea media dental y relación de la cara con los dientes, la boca y las encías.
Estética oral Labial, dental, gingival; relaciones de los labios con los arcos, encías y dientes.
Estética dentogingival Relación de las encías con los dientes colectiva e individualmente
Estética dental Macro y micro-estética, tanto inter como intra-dental.

 

Evaluación de la estética facial y orofacial
El proceso de análisis y diseño de la sonrisa comienza a nivel macrodental, primero mediante el examen de la cara del paciente, después mediante una evaluación de los dientes individuales y, finalmente, con la selección de materiales. Tomar múltiples ángulos fotográficos del rostro (por ejemplo, facial y sagital) facilita este análisis.

 

A nivel macrodental, se evalúan los elementos faciales de forma y equilibrio, poniendo énfasis en cómo el tratamiento dental los puede afectar. Durante el macro-análisis, se examina el equilibro de los tercios faciales. Si hay algo desequilibrado en cualquiera de estas zonas, la cara y/o la sonrisa tendrá una apariencia antiestética.

 

Estas evaluaciones ayudan a determinar el alcance y el tipo de tratamiento necesario para realizar los cambios estéticos deseados. Dependiendo de la complejidad y singularidad de un caso dado, debe considerarse un tratamiento ortodóntico si la restauración sola no produciría los resultados deseados, como por ejemplo cuando la altura facial es un problema y el tercio inferior se ve afectado. En otros casos, pero no en todos, el tratamiento restaurador puede alterar la dimensión vertical de la oclusion para abrir la mordida y mejorar la estética cuando el paciente presenta tercios faciales relativamente regulares.

 

Evaluación de la estética oral
La relación gingival dentolabial, que se considera como parte de la estética oral, ha sido tradicionalmente el punto inicial de la planificación del tratamiento. Este proceso comienza por determinar la posición ideal del borde incisivo maxilar. Esto se se hace examinando la posición del borde incisal en relación con diversos puntos de referencia. Las siguientes preguntas sirven para determinar la posición ideal del borde incisal:

  • • ¿Dónde deben posicionarse en el rostro los bordes incisales maxilares?
  • • ¿Cuál es la imagen adecuada de los dientes, tanto estática como dinámicamente?
  • • ¿Cuál es la relación adecuada de los dientes intra e interdental (por ejemplo, la longitud y el tamaño de los dientes, la forma del arco)?
  • • Se puede obtener la posición ideal de los dientes mediante odontología restauradora o es necesaria la ortodoncia?

La regla llamada 4.2.2, la cual se centra en la cantidad de exposición dental central maxilar con los labios en reposo, la cantidad de tejido gingival que revela y la proximidad de la línea incisal con el labio inferior, facilita la evaluación de la sonrisa basada en estos puntos de referencia. Ahora que los pacientes ven como más estéticas las sonrisas totales y brillantes, la medida ideal suele ser 4 mm del maxilar central incisivo con los labios en reposo. En una sonrisa estética, lo ideal es no ver más de 2 mm de encía cuando el paciente sonríe6. Por último, la línea incisal debe estar muy cerca, casi tocar el labio inferior, y situada a no más de 2 mm2. Estas guías son subjetivas y deben usarse como punto de partida para determinar la posición adecuada del borde incisal.

 

Estética dentogingival
La posición del margen gingival y la forma del festoneado en particular se han discutido en la literatura. Cuando se miden las alturas gingivales, las alturas relativas al incisivo central, el incisivo lateral y el canino en relación alto/bajo/alto se consideran estéticas. Sin embargo, esto puede crear la falsa percepción de que la línea gingival lateral es incisal respecto a los incisivos centrales. Más bien, en la mayoría de las relaciones estéticas de los dientes, la línea gingival de los cuatro incisivos es aproximadamente la misma, con el incisivo lateral quizá ligeramente incisal. La línea gingival debe ser relativamente paralela al horizonte en los incisivos centrales y los incisivos laterales, y simétrica a cada lado de la línea media2,8. Los contornos gingivales (es decir, el festoneado gingival) debe seguir un arco radiante similar a la línea incisal. El festoneado gingival da forma a los dientes y debe ser de entre 4 y 5 mm.

 

La línea media está relacionada con la forma normal de la encía y es por lo general lo primero que se aborda en el diseño de la sonrisa, si bien no es tan importante como la forma de los dientes, la forma de las encías, el tamaño de los dientes o línea de la sonrisa.

 

Siga estas reglas para modificar la línea media y crear un diseño estético de la sonrisa:

 

  • • La línea media sólo debe moverse para establecer una relación intra e inter-estética entre los dientes en la     que los dos incisivos centrales son lo más importante.
  • • La línea media sólo debe moverse en la restauración hasta la raíz del diente adyacente. Una línea media       que se encuentre dentro de los 4 mm del centro de la cara será estéticamente agradable.
  • • La línea media debe ser vertical cuando la cabeza está en posición de reposo postural.

Evaluación de la estética dental
Parte de la evaluación de la estética dental para el diseño de la sonrisa consiste en seleccionar formas de dientes de los pacientes acordes con sus características faciales (por ejemplo, largos y dolicocéfalos, o cuadrados y braquicéfalos). Si el paciente presenta una cara larga, se sugiere un diente más rectangular dentro de la zona estética. Para alguien que tiene una cara cuadrada, lo más apropiado es un diente con una proporción de 80% entre ancho y longitud.

 

La proporción entre anchura y longitud más discutida en la literatura es de entre 75 y 80%, pero existen sonrisas estéticas con proporciones de entre 70 y 75% o de entre 80 y 85%.

 

La longitud de los dientes también afecta la estética. El promedio de los incisivos centrales maxilares es de entre 10 y 11 mm de longitud. Según Magne, la longitud promedio de un central superior no gastado hasta la unión amelocementaria es de algo más de 11 mm10. La zona estética de longitud del incisivo central, según los autores, es de entre 10,5 y 12 mm, siendo 11 mm un buen punto de partida. Los incisivos laterales son entre 1 y un máximo de 2 mm más cortos que los incisivos centrales, y los caninos ligeramente más cortos que los incisivos centrales por de 0,5 a 1 mm.

 

La relación interdental, o forma del arco, involucra la proporción divina y la proporción del ancho del diente. A pesar de ser una buena fórmula, la misma no refleja la proporción de los dientes naturales. Las proporciones naturales muestran un incisivo lateral de entre 60% y 70% de la anchura del incisivo central, lo cual es mayor que la proporción divina11. Una guía a seguir para establecer las proporciones es que el canino y los dientes distales deben parecer que ocupan menos espacio visual. Otra regla para mantener las proporciones del arco es la llamada 1-2-3-4-5: el incisivo lateral es dos tercios del incisivo central y el canino es cuatro quintas partes del incisivo lateral, con cierta libertad dentro de estas medidas. Por último, las áreas de contacto a restaurar se pueden mover hasta la raíz del diente adyacente. Si el caso va más allá de eso, es necesario un tratamiento de ortodoncia.

 

Fuente: Asociación Dental Mexicana

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?