Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

Autofagia, importante para detener el deterioro cerebral en la vejez

Publicado el: 04 de Abril de 2017

 

autofatiga

La autofagia es un proceso en el cual las células se comen a sí mismas cuando han cumplido su función en el organismo, explicó Susana Castro Obregón, investigadora del Instituto de Fisiología Celular. Mantener este mecanismo eficiente es importante para detener el deterioro cerebral en la vejez y evitar diversas enfermedades neurodegenerativas, comentó ante alumnos del bachillerato universitario reunidos en el Auditorio Antonio Peña Díaz de esa instancia académica.

 

 

Como una planta de reciclaje

Funciona como una planta de reciclaje, que desecha lo que no es necesario y consume lo que da nutrientes a otras células útiles, así que es fundamental cuando una célula en funciones requiere de energía.

 

 

Durante la vejez, la autofagia se deteriora. Castro Obregón sostuvo que conociendo los mecanismos moleculares de la muerte celular y de la autofagia, pueden lograrse investigaciones que mejoren la calidad de vida de las personas mayores. “Lo que queremos que continúe y se mantenga eficiente”, dijo.

 

 

Los lisosomas

A mediados de la década de 1950, el científico belga Christian de Duve descubrió los lisosomas. Estos son unos orgánulos celulares capaces de engullir y digerir grandes cantidades de proteínas, lípidos, carbohidratos y también a otros orgánulos celulares.

 

 

Duve acuñó el término autofagia para nombrar al proceso que realizan los lisosomas y en 1974 recibió el Premio Nobel de Medicina por su descubrimiento.

 

 

Los lisosomas se comen pedacitos de las células (proteínas, azúcares, grasas, ADN y ARN) y son los que hacen posible el proceso de aprovechar nutrientes. La autofagia, con sus lisosomas incluidos, es esencial en el desarrollo del organismo. En el caso del cerebro, este proceso participa desde la formación del tubo neural, del cual se forma ese órgano en la etapa embrionaria.

 

 

Por ejemplo, para formar una mano la autofagia funciona como un escultor, pues de un miembro parecido a una paleta, plana y con su punta redondeada, esculpe los dedos, suprime la membrana que hay entre ellos y define las características de la mano. “Las células que ya no sirven al esculpir las manos mueren”, señaló Castro.

 

 

La científica recordó que apenas en 2016 un biólogo japonés llamado Yoshinori Ohsumi recibió también el Premio Nobel de Medicina por sus nuevos descubrimientos de la autofagia celular. Explicó asimismo que la autofagia sucede en todas las células del cuerpo y con el envejecimiento deja de funcionar. Por lo anterior, en el laboratorio profundiza en su estudio y en posibles estrategias moleculares para lograr que siga funcionando y saber por qué ocurre el envejecimiento del sistema nervioso.

 

 

 

 

Fuente: Gaceta UNAM

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?