Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

11 consejos para protegerte de la alergia estacional

Publicado el: 28 de Marzo de 2017

 

alergia

Es tiempo de atardeceres dorados; rosales, buganvilias y geranios acarician nuestro olfato, las flores comienzan a colorear el paisaje. Se anuncia la llegada de la primavera, estación del año que posee el clima ideal y que puede ser percibida por todos nuestros sentidos. Pero las personas alérgicas al polen no la perciben de manera tan poética, pues para les representa la temporada de estornudos, comezón en la garganta, molestias nasales y congestión.

 

Este tipo de malestar es la alergia estacional, también conocida como “fiebre del heno”; es una reacción de hipersensibilidad hacía las esporas y el polen de las plantas. Cuando estos factores empiezan a presentarse, sus efectos se hacen notar en nuestro organismo.

 

Este tipo de alergias es una de las más comunes entre la población en la época primaveral. El polen se encuentra en el aire, por lo que es imposible evitarlo, pero podemos tratar de controlar las reacciones alérgicas.

 

 

 

Síntomas. Las personas alérgicas a este componente vegetal que predomina en la primavera sufren síntomas como estornudos, escozor de ojos, congestión nasal, picazón en la garganta y ojos, congestión, molestias nasales e irritación de las mucosas que se producen debido a la concentración de polen y partículas en el ambiente.

 

 

Cómo evitarlas.

1. Fortalece tu sistema inmunológico. Es importante que fortalezcas las defensas de tu organismo. Procura comer cítricos como naranja o mandarina, ya sea en zumo o entera. La vitamina C contribuye a que las defensas estén fuertes.

 

2. Evita salir al amanecer y atardecer. Durante estas horas el polen está más presente en el ambiente. Para saberlo, puedes estar atenta a los avisos meteorológicos por concentración de polen en el aire.

 

3. Ejercítate en espacios cerrados. Si te gusta ejercitarte, de preferencia opta por hacerlo en espacios cerrados; si haces ejercicio al exterior, puedes sentirte fatigada y menos productiva.

 

4. Consulta a un especialista. Si percibes que los efectos son graves e intensos, lo mejor es que acudas con un alergólogo para que te recete el tratamiento adecuado.

 

5. Lávate manos y cara. Mantenerte aseada mediante una ducha al llegar a casa es la mejor acción para evitar portar polen y estar lo más limpia posible.

 

6. Mantén cerrada tu casa. Evita abrir las puertas y ventanas de tu casa, la circulación de aire puede afectarte. En su lugar, usa humidificadores y si tienes aire acondicionado, asegúrate que tenga un filtro antipolen, te será de gran utilidad. Recuerda que mantener tu casa limpia es fundamental para eliminar cualquier resquicio de polen que pueda afectarte.

 

7. Usa gafas para sol. Procura salir a la calle con gafas para el sol, de este modo cuidarás que tus ojos estén en contacto directo con el polen, reduciendo en gran medida las molestias.

 

8. Filtro para tu auto. Coloca en tu coche un filtro antipolen y evita conducir con la ventana abierta.

 

9. Evita fumar. Podría agravar tu situación y provocarte fuertes ataques de tos y estornudos.

 

10. No te automediques. Lo mejor es que visites a un especialista para que te recomiende el tratamiento adecuado, principalmente si es la primera vez que experimentas una reacción alérgica en primavera.

 

11. Busca un ambiente tranquilo. Una buena opción para ahuyentar la alergia primaveral es pasar unos días en un ambiente tranquilo; si no puedes irte de vacaciones, aprovecha los fines de semana para salir de la ciudad y de la rutina.

 

 

 

Fuente: Clarín

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?