Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

Tratamientos con Ácido Hialurónico para labios, un área odontológica para tener en cuenta

Publicado el: 22 de Febrero de 2017

 

ácido halurónico

La apariencia facial en la actualidad juega un rol significativo en la percepción de la sociedad y e influye en el nivel de aceptación individual. (HAMAMCI et al., 2009; MOTTA et al., 2012; FOO et al., 2013). Por muchos años el estudio facial fue tenido en cuenta especialmente por los ortodoncistas. (JOHNSTON et al., 2005; TREVISAN; GIL, 2006; NOMURA et al., 2009; ABU ARQOUB; ALKHATEEB, 2011; BARROSO et al., 2012). Quienes basaban sus estudios en la cefalometría. Esta metodología se vio que era insuficiente ya que había variaciones que también dependían de los tejidos blandos. (TREVISAN; GIL, 2006; PERON et al., 2012; PARANHOS et al., 2013; SALMÓRIA et al., 2014)

 

 

A partir de allí se comenzaron a tener más en cuenta el registro fotográfico. Los labios y tejidos periféricos comenzaron a jugar un rol importante también en otras áreas de la odontología para obtener resultados satisfactorios tanto para el profesional como para los pacientes.

 

 

El objetivo del odontólogo finalmente es devolver la sonrisa a sus pacientes recomponiendo con armonía las estructuras que la conforman En la sonrisa interviene dientes, encías y labios. Los labios son los responsables de expresar, alegría, sensualidad, bienestar. Es difícil considerar los labios como unidad autónoma ya que su estructura y movimiento está ligada íntimamente al complejo orofacial.

 

 

Existen características propias del labio y otras de dependen de estructuras vecinas, esqueléticas, musculares o dentales. Su conocimiento profundo al considerar la modificación con rellenos biológicos de los labios permitirá devolver su naturalidad.  Los labios están conformados por el músculo orbicular de los labios, músculos orbicular, de los músculos de la mímica.

 

 

Topografía del Labio  

 topografía del labio

 

1. Labio superior: porción cutánea

2. Columna del filtrum

3. Surco del filtrum

4. Arco de Cupido

5. Línea blanca del labio superior

6. Tubérculo central de la porción mucosa del labio superior

7. Comisura labial derecha

8. Labio inferior: porción mucosa o bermellón

 

 

Espesor de los labios: Los labios pueden ser finos, medianos o gruesos. La proporción del espesor ideal entre el labio superior e inferior debe respetar la ley de las proporciones o sea 1 a 1,618 para considerarse una relación armónica.

 

Largo del labio superior: Labio corto o labio largo. El largo del labio superior puede variar por factores musculares, estructurales óseos o dentales.

 

Inervación e Irrigación: Los labios están inervados en el área por el VII par craneal o NERVIO FACIAL y en el área sensitiva por terminaciones del V para craneal o NERVIO TRIGEMINO. La irrigación depende de arterias labiales superior e inferior, ramas de la arteria facial y el drenaje venoso se efectúa por las venas que derivan a la vena facial. El drenaje linfático de los labios se dirige hacia las cadenas submaxilar y submentoniana.

 

 

Ahora veamos los factores que determinan la necesidad de modificar la estructura labial

1- La falta de proporción armoniosa del labio superior con respecto al inferior

2- El deseo del paciente por aumentar el volumen de sus labios

3- Luego de tratamiento de ortodoncia por perdida soporte dentario

4- Falta de proporción adecuada en la proyección al analizar el perfil del paciente

5- Envejecimiento: pérdida de ácido hialurónico y colágeno natural de los labios

6- Presencia de código de Barras

7- Asimetrías faciales

8- Queilitis

9- Labio leporino

10- Cicatrices

11- Lesiones residuales post quirúrgicos en labios

 

El material de elección para estas situaciones en la actualidad es el uso de ácido hialurónico en sus diferentes cross linking según el objetivo en el tratamiento.

 

 

El ácido hialurónico es un polisacárido del tipo de glucosaminoglucanos con enlaces β, De textura viscosa, existe en el líquido sinovial, humor vítreo y tejido conjuntivo. Está constituido por cadenas de carbohidratos complejos, derivados de N-acetilglucosamina y ácido glucurónico por molécula y deriva de la unión de amino azúcares y ácidos urónicos.

 

 

El ácido hialurónico es un medicamento biológico totalmente reabsorbible. El ácido hialurónico posee la capacidad de retener el agua en un porcentaje equivalente a miles de veces su peso. Es por ello que se emplea para hidratación de la epidermis ya que reconstituye las fibras que sostienen los tejidos de la piel. Dando una mejor forma a la piel.

 

El ácido hialurónico tiene otras características además de ser un producto natural de nuestro organismo no manifiesta alergia por lo tanto no requiere test de alergia. Es un producto que tiene antídoto llamado hialuronidasa que podría ser utilizada en casos donde no quisiéramos que actué el producto inyectado.

 

 

Características:

Capacidad de rellenar dando volumen, hidratar por su acción higroscópica y otros beneficios como que es estimulante del colágeno, antiséptico y antiinflamatorio. Está presente en epidermis y tiene la característica de que luego de los 35 años disminuye en forma natural y progresiva. Esa pérdida se traduce especialmente en el rostro por ser la parte más expuesta del cuerpo a los agentes exógenos de envejecimiento. También los labios quedan involucrados en este proceso.

 

El ácido hialurónico se presenta en forma de gel en jeringas precargadas con 1ml de producto.

El producto es inyectable y se presenta en diferentes densidades según el cross linking.

 

 

El rejuvenecimiento facial por métodos no quirúrgicos ha tomado gran auge en los últimos años por ser tratamientos con pocas molestias post operatorias, son tratamientos ambulatorios, y generan gran satisfacción en la mayoría de los pacientes.

 

 

Algunos factores endógenos o exógenos aceleran el proceso de envejecimiento como la pérdida de volumen, perdida de colágeno cutáneo y pérdida de ácido hialurónico afectan especialmente al rostro en su conjunto en una forma más acentuada.

 

Pérdida de volumen: sobre todo en el arco zigomático (pómulos), que es el soporte físico de toda la estructura facial. La pérdida de densidad ósea y de grasa subcutánea en esta zona originan el efecto de “V invertida” o de cara fláccida y caída.

 

 

Pérdida de colágeno cutáneo: es la proteína que aporta elasticidad a la piel. Se encuentra en la dermis en grandes cantidades, especialmente en las líneas de tensión, que funcionan como vectores de sujeción que pierden su fuerza y elasticidad con el paso de los años, por lo que acaba venciendo la ley de la gravedad.

 

 

Pérdida de ácido hialurónico: esta macromolécula es la encargada de mantener una piel hidratada y tersa. Debido a factores externos y genéticos, la reposición diaria de ácido hialurónico es cada vez más lenta y la piel más expuesta se va poblando de arrugas paulatinamente. El tratamiento con ácido hialurónico tiene un efecto inmediato de relleno, luego se reabsorbe dejando su efecto residual de hidratación. Su acción perdura de 9 a 12 meses.

 

 

 

Fuente: Red dental

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?