Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

Uso del propóleo en odontología

Publicado el: 02 de Noviembre de 2015

 

 

El própolis o propóleo es capaz de reducir la sensibilidad dental y la permeabilidad de la dentina. Ha mostrado ser beneficioso en diversos aspectos, que incluyen, la prevención de la caries, la reducción de la mucosidad oral tras quimioterapia, el cáncer oral, en casos de enfermedades gingivales y periodontales, inhibición de la placa bacteriana y antiinflamatorio, en ayudar a prevenir la microbiota oral y como analgésico entre otras capacidades.

 

El própolis también ha mostrado ser efectivo en caso de herpes virus (tratamientos naturales de calenturas labiales, para lo que se puede usar nuestro protector labial y nuestro ungüento Propol-mel) y contra diversos microorganismos infecciosos comoStreptococcus mutans, Enterococcus faecalis o diversos tipos de Candida.

 

Los mismos autores destacan que gracias al poder antiplaca del propóleo, que es muy interesante en casos de gingivitis causada por acumulación de placa bacteriana, y también dado que reduce la halitosis, está especialmente indicado para formular dentífricos (como el nuestro Propol-mel).

 

También se destaca la capacidad del propóleo para favorecer la cicatrización en casos de suturas (existen estudios llevados a cabo en España con nuestra tintura y nuestro dentífrico como sustitutos de antibióticos tradicionales en caso de extracción de piezas dentales).

 

Uno de los puntos flacos que destacan los autores, en especial en lo referido al uso del própolis en caso de cáncer oral, es la gran variabilidad que tiene el propóleo entre zonas. Puesto que esta resina la recolectan las abejas en la flora que circunda la colmena, la mezcla final será muy diferente entre una selva tropical (como el própolis de Brasil) o un bosque europeo (como el própolis Rumano). Esto hace que cada tipo de propóleo pueda variar ligeramente en su capacidad de ejercer ciertas funciones farmacológicas.

 

Leyendo el artículo original se pueden ver muchas otras aplicaciones que el propóleo tiene y que lo convierten en ingrediente básico para un dentífrico. Ahora bien, ¿por qué no se usa más en dentífricos? Pues el propóleo es marrón. Siempre nos han venido que un dentífrico para ser bueno debe ser blanqueante y de color blanco. Parece que existe una asociación inconsciente entre que la pasta de dientes sea blanca y que blanquee, así que la gran industria no hará una pasta de dientes que no sea blanca. Aunque hay pastas de dientes que llevan propóleo, mucas son blancas. Esto nos indica que la cantidad de propóleo es muy pequeña o bien que el procesado que se le ha dado prácticamente lo ha destruido. En dentífricos así, el uso de própolis es un reclamo comercial más que un verdadero principio activo. Aunque el própolis sea marrón, no tiene los dientes, y con su capacidad de regenerar la dentina y combatir la placa, estos van a lucir un blanco natural que ningún dentífrico químico podrá darte.

 

 

Fuente: Cosmética Natural y Salud

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?