Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

5 pasos para independizarte si eres estudiante

Publicado el: 14 de Septiembre de 2015

 

La renta promedio en el Distrito Federal cerca de las principales Universidades es de 5,500 pesos; lo más conveniente es realizar un presupuesto y compartir gastos con un roomie de confianza.

 

 

El ciclo escolar en las universidades ya empezó y seguramente estás sufriendo los estragos de levantarte temprano y pasar entre una y dos horas en el transporte público para llegar a la escuela.

 

Si los gastos en transporte y comida diarios han hecho que pienses que es mejor mudarte a vivir cerca de la Universidad a la que asistes -donde al menos pasas ocho horas-, debes planearlo con tiempo y ahorrar por lo menos desde un año antes de tomar la decisión, considera el director de mercadotecnia y tecnología de servicios inmobiliarios Century21, Miguel Ángel Cruz.

 

Los costos de las rentas de un departamento en la Ciudad de México, donde se encuentran las principales universidades del país puede variar según la zona, la conectividad con la Universidad y el número de personas entre las que se dividirán los gastos.

 

Para realizar la búsqueda de un inmueble puedes utilizar sitios de inmobiliarias establecidas o las redes sociales. Facebook y Twitter te abren también la ventana a conocer ofertas o encontrar fácilmente “roomies”. Sitios en internet como Dadaroom.com y Compartodepa.com también son herramientas que puedes utilizar para hacer tus búsquedas.

 

En el DF, el gasto promedio mensual que requiere un estudiante para sobrevivir de manera independiente es de 10,558 pesos mensuales si quiere vivir en un departamento con dos habitaciones a cinco o cuatro kilómetros de su Universidad, según estimaciones de Propiedades.com

 

“La renta promedio por estudiante es de 5,554 pesos si se calcula que los gastos los dividan entre dos”, estimó el gerente de Información de Propiedades.com, David Lira.

 

Si ya estás decidido a dejar el nido familiar estos son los pasos para lograrlo:

 

1. Elige la zona en la que vivirás

 

Haz el scouting de la zona de día y de noche así podrás notar la seguridad, la proximidad a la universidad, el alumbrado público, servicios de comida, mercados, lavanderías, papelerías y transporte público, recomendó David Lira.

 

 

2. Haz un presupuesto

 

Es común que si vives con tus papás no lleves un registro de cuánto ganas, gastas y en qué. Acostúmbrate a hacerlo para que puedas calcular cuánto necesitarás para vivir solo. Contempla gastos fijos como renta, luz, gas, mantenimiento, internet, transporte y gastos personales.

 

“Se recomienda que una renta no exceda el 30% de los ingresos mensuales totales”, dijo Miguel Ángel Cruz, de Century21.

 

3. Toma precauciones y haz un ahorrito

 

Busca tu próxima vivienda por lo menos tres meses antes de que planees mudarte, y búscala lo más cercana posible a tu escuela para poder ahorrar durante tu estancia ahí, ese dinero podría servirte para una contingencia.

 

“Ten presente que al momento de rentar te solicitarán un mes de depósito y el mes de renta corriente”, agregó el experto de Century21.

 

4. Ten listos los documentos

 

Tu futuro casero te pedirá los siguientes ddocumentos: IFE o cualquier identificación oficial, comprobante de domicilio actual, informes sobre el centro de estudios en el que estás inscrito y comprobante de ingresos si lo tienes.

 

“Como arrendatario joven, uno de los requisitos más importantes para rentar es contar con un fiador que sea propietario de un bien raíz, comúnmente llamado aval”, señala el portal Metroscubicos.com

 

Si no tienes aval puedes contratar una fianza. Este es el contrato a través del cual una afianzadora (fiador), autorizada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), se obliga a pagar al beneficiario del contrato (arrendador), las obligaciones contraídas por el arrendatario (fiado), en caso de que éste no lo haga, explica.

 

5. Cumple tu sueño

 

Al estar en tu nuevo hogar crea una despensa básica, divide gastos y si vives con amigos comparte el gasto de la despensa, y de los servicios. Apóyate en tu familia cuando sea necesario y no abuses, tus padres aún son parte de tu vida, pero recuerda que has tomado la decisión de abandonar el nido y desde ahora eres un “adulto responsable”, dijo David Lira.

 

 

 

Fuente: CNN Expansión

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?