Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

Las redes sociales como herramienta para enseñar Historia

Publicado el: 20 de Agosto de 2015

 

En la actual sociedad donde vivimos, la diversidad y el cambio son características comunes en todos los contextos sociales y culturales. En la escuela, no cabe duda que preparar a nuestro alumnado a asumir esos cambios y saber adaptarse a ellos será la clave del éxito social, profesional y personal.

 

 

Los modos de enseñanza han sufrido grandes transformaciones, centrados hoy en día en las necesidades de las personas que aprenden. Nosotros los profesores y profesoras, nos preguntamos ¿cómo puedo generar la actitud positiva al cambio, y la creatividad necesaria para adaptarse a los mismos? Estas y otras preguntas, forman parte de las reflexiones diarias de los que nos preocupamos por crear a ciudadanos competentes, palabra ahora más que nunca de actualidad, para afrontar los retos que les espera en el futuro.

 

La enseñanza de las ciencias sociales y en concreto de la historia, se ha destacado por ser el instrumento clave para que el alumnado adquiera la capacidad para comprender el mundo en el que vive, siendo necesario analizar las experiencias históricas pasadas para interpretar las presentes e incluso tomar decisiones para afrontar el futuro. Desde esta perspectiva, el estudio de la historia deja de ser el conocimiento de los hechos pasados como algo inalterable para pasar a ser la herramienta que nos ayuda a comprender el presente y a afrontar el futuro.

 

Razonamiento y capacidad crítica

 

 La capacidad para pensar históricamente, requiere el desarrollo de competencias muy profundas como pueden ser comprender y razonar las causas de los hechos históricos y la capacidad de valorar críticamente distintas opiniones y perspectivas de ese mismo hecho histórico. Ambas competencias muy difíciles de desarrollar y fomentar en el alumnado de corta edad, para ello, tendremos que situarnos en las raíces del constructivismo de orientación sociocultural donde sientan sus bases el aprendizaje situado, el aprendizaje colaborativo, el aprendizaje contextualizado, etc. El aprendizaje centrado en los acontecimientos cotidianos, los centros de interés del alumnado son claves para el éxito del desarrollo del pensamiento histórico.

 

En la actualidad, contamos con la ayuda de las TIC que junto con un planteamiento pedagógico innovador puede ofrecer muchas posibilidades de trabajo en esta perspectiva. Desde el desarrollo de videos y documentales realizados por nuestro alumnado, hasta la utilización de herramientas ya diseñadas como pueden ser webquest, películas, programas y documentales.

 

Las redes sociales como herramienta de aprendizaje

 

La utilización de la investigación combinando fuentes primarias y secundarias parece ser la clave del desarrollo de estas competencias en nuestro alumnado. La propia construcción y reconstrucción de los acontecimientos históricos centrados en los aspectos más cotidianos que pueden servir de explicación en la vida diaria parece ser la clave del éxito. Investigar la historia de forma conjunta y dotarla de sentido y significado es la receta para activar la motivación hacia el pensamiento histórico.

 

En este sentido, las Redes Sociales Digitales (en adelante RSD), cumplen varias premisas a tener en cuenta. Por un lado, son instrumento de vital importancia en la vida de nuestro alumnado y su uso va en aumento, por otro, nos permiten desarrollar entornos de aprendizaje colaborativos sin barreras de espacio y tiempo, por último, suponen una estrategia que posibilitan la atención a la diversidad debido a la versatilidad y carácter participativo de la misma.  

 

Es por ello que debemos integrarlas en las aulas y en la educación formal de forma controlada y con objetivos educativos concretos. En este sentido, algunas autoras (Barragán, R. y Pinto, E. 2013) argumentan y defienden que el uso compartido de las RSD facilita el desarrollo de procesos educativos conectados con los contextos sociales donde podrán ser aplicados, multiplicando las posibilidades de aprendizaje significativo y duradero.

 

Las experiencias educativas que integran las RDS en la escuela, son escasas, es por ello, que vemos necesario la realización de un análisis profundo de las funcionalidades que nos ofrecen estas RSD Así como la creación de un banco de buenas prácticas que nos ayude a tomar ejemplos  para perfilar las líneas de acción que incluyan las RSD en la enseñanza de la historia.

 

 

 

Fuente: Unirrevista

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?