Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

Células madre mesenquimales

Publicado el: 20 de Julio de 2015

 

Son células indiferenciadas que tienen la capacidad de formar tejidos diferentes.

 

Cuando hablamos de mesenquimales nos referimos a tejidos del estroma, que no son ni epitelio ni tejido derivado o similar a las neuronas.

 

Estas células madre mesenquimales si se diferencian adecuadamente pueden llegar a ser células productoras de diente y serán capaces de regenerar la pulpa dentaria. Con otros estímulos diferentes pueden ser capaces de formar otros tejidos como el hueso, cartílago o tejido conectivo.

 

Las células más polivalentes son las germinales totipotenciales que son aquellas que aparecen después de la unión del óvulo y el espermatozoide. Tienen capacidad de diferenciarse a cualquiera de nuestros tres grandes tipos de tejidos: endodermo, mesodermo y ectodermo.

 

Hemos recorrido un largo camino desde los trabajos preliminares de la década de los 50 del siglo pasado en los que se demostró que los trasplantes de médula ósea eran posibles.

Las nuevas investigaciones en el campo de la cirugía maxilofacial y en la odontología lo que intenta es conseguir una cicatrización más rápida de tejidos, la restauración de los mismos o incluso el reemplazo de un tejido por otro.

 

El concepto es teóricamente muy sencillo: se trata de reemplazar las células patológicas o degeneradas del paciente por células nuevas y sanas gracias al uso de células madre mesenquimales.

 

Nuestros tejidos van envejeciendo a lo largo del tiempo pero sin embargo siguen quedando algunas células madre mesenquimales en nuestro organismo. Muchas se encuentran en el tejido graso donde se denominan células madre derivadas del adipocito. Puede parecer extraño, pero la grasa es el tejido que sustituye en la gran mayoría de los órganos tras sufrir una lesión.

 

 

Células madre mesenquimales, uso

 

Investigadores de la Universidad de Columbia en NY (USA) están consiguiendo que estás células madre mesenquimales logren diferenciarse a las células que crean el diente.

Existen ya ensayos clínicos en humanos en los que no se realiza la técnica clásica de la endodoncia.

 

Se elimina todo el tejido de la pulpa dentaria pero en vez de instrumentar el canal radicular y rellenarlo de un material radiopaco como la gutapercha, lo que hacen es colocar en su interior células madre mesenquimales cultivadas provenientes del propio individuo y diferenciadas a las células que crean los dientes. En muchos casos, los dientes recuperan su vitalidad. Son solo estudios aislados, pero indudablemente el uso de esta tecnología va a revolucionar en un medio plazo la odontología y la medicina en general.

 

 

Fuente: Clínica Calvo de Mora

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?