Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

Bulimia y anorexia, al descubierto en la consulta odontológica

Publicado el: 23 de Junio de 2015

 

Muchas personas que sufren de bulimia o anorexia son capaces de ocultar el desorden alimenticio de los demás, pero difícilmente mantendrán el secreto a su odontólogo. Los cambios dentro de la cavidad oral pueden ser detectados.

 

Los trastornos alimenticios afectan, en diversos grados, a 15% de las adolescentes y entre 5 y 10 veces menos a la población masculina. Se caracterizan por unapreocupación constante por la comida, una alteración de la propia imagen y un control excesivo del peso hasta el punto de afectar la salud física, psicológica y las relaciones sociales.

 

Dentro de las principales manifestaciones bucodentales en los pacientes con estos trastornos evidencian:

 

- Erosión dental: es la lesión con mayor prevalencia en los pacientes con trastornos de la alimentación, tanto anoréxicos como bulímicos, provocada por el vómito el tiene tener un pH acido.

 

El desgaste se observa en la cara palatina de las superficies de los dientes superiores. Esta localización se debe a que la lengua dirige los contenidos gástricos hacia delante durante el vómito voluntario y a que la propia lengua en su adaptación lateral protege a los dientes mandibulares.

 

El ácido del vómito produce una desmineralización de la matriz inorgánica con disolución de los cristales de hidroxiapatita debido a la unión del ion H del ácido con el ion calcio del esmalte, lo cual conlleva la pérdida del esmalte en todas las zonas que están en contacto con el ácido.

 

Si el ácido es el factor iniciador de la erosión, el cepillado que tras el vómito suelen realizar los pacientes, para eliminar el mal sabor y la sensación áspera de la boca, es el causante directo, por la abrasión mecánica que el cepillado conlleva que arrastrará los prismas de esmalte debilitados por el ácido y durante el cepillado, favoreciendo esto la formación de caries.

 

- Alteraciones periodontales: son comunes en los pacientes con padecimientos alimentarios, debido a una escasa o nula ingesta de nutrientes esenciales para el mantenimiento de los tejidos de soporte, originando en el peor de los casos pérdida, tanto de densidad ósea, como de piezas dentales y afecciones en tejidos de soporte, entre ellos de los más afectados suele ser la encía, por lo tanto la alteración más prevalente es la gingivitis.

 

La deshidratación de los tejidos bucales por las deficiencias en la producción de saliva, además de las deficiencias dietéticas y la pobre higiene bucal impactan adversamente la salud periodontal por cúmulo de irritantes locales.

 

- Lesiones de tejidos blandos: Existe a consecuencia de irritación crónica por el contenido gástrico, afectándose la mucosa de revestimiento esofágica, faríngea, palatina y gingival manifestándose con eritema y dolor, por la autoinducción del reflejo nauseoso.

 

Se observa también Queilosis, caracterizada por sequedad, enrojecimiento y fisuras labiales principalmente comisurales. Hay descritos casos de lesiones bucales como queilitis angular, candidiasis, glositis y ulceraciones de la mucosa bucal en pacientes con trastornos de la alimentación.

 

El odontólogo es una pieza clave en el diagnóstico y prevención de muchas enfermedades incluyendo estos trastornos alimenticios que son altamente peligros. Realizando un correcto examen bucal inicial y observando más allá del tratamiento dental a realizar, podemos ayudar a muchas personas a mejorar su salud general y su vida.

 

Fuente: Odontoespacio

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?