Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

Odontogeriatría

Publicado el: 05 de Marzo de 2015

 

La salud bucal de nuestros mayores siempre ha sido una de las asignaturas pendientes en el panorama sanitario. Parte de esta situación deriva de la deficiente higiene dental que han llevado durante toda su vida, hábito que poco a poco va cambiando. A ello se suman mitos que no deben ser aceptados, como que a partir de ciertas edades es algo normal y aceptable el perder piezas dentarias o no disfrutar de una correcta salud bucal.

 

A este grupo de edad hay que prestarle especial atención al ser vulnerable desde un punto de vista social, económico e, incluso, físico. Acumulan, por lo general, otras patologías médicas que pueden afectar a su salud bucal y derivar en enfermedades más graves. Además, hay que tener en cuenta el creciente aumento de este grupo de adultos dentro de la población general.

 

Es por ello que la odontogeriatría, definida como “la atención de la salud bucal para personas mayores de 65 años”, está cobrando más importancia cada día. Se demandan, pues, profesionales odontólogos especializados en sus patologías y, en mayor medida que en otros rangos de población, una colaboración estrecha con otros especialistas sanitarios.

 

Es evidente que los mayores visitan con mayor asiduidad a su médico de atención primaria que a su odontólogo, es por ello que la colaboración estrecha entre ambos especialistas es clave para poder detectar problemas. Pero el gran hándicap sigue siendo la formación en salud bucal de estas personas para fomentar medidas de prevención y autocuidado.

 

La higiene bucal es un factor clave en los mayores para prevenir y mantener la salud no solo de los dientes, sino también de encías y lengua. Los especialistas sanitarios deben ser capaces de instruir en las técnicas de cepillado y en la utilización de herramientas como el hilo o la seda dentales. Igualmente, se les debe enseñar a autoexplorarse: a estar atentos a cualquier cambio de color en su cavidad bucal, a la aparición de inflamaciones, de sensibilidades o manchas, y acudir al especialista en cuanto aparezcan.

 

En el caso de que utilicen prótesis –algo muy habitual entre los mayores–, es primordial que sean conscientes de la importancia de mantener dichas prótesis adecuadamente.

 

El objetivo es lograr desterrar afirmaciones del tipo ”el deterioro de la salud bucal es normal en personas mayores”. Muy al contrario, su salud, tanto bucal como general, es consecuencia del estilo de vida que adopten.

 

Fuente: Salud Total

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?