Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

El Síndrome de Deficiencia Postural y su relación con la salud bucal

Publicado el: 30 de Diciembre de 2014

 

“Un gran número de trastornos musculares, contracturas o problemas de rendimiento físico tienen su origen en la cavidad bucal”. Así lo afirma Manuel García, odontólogo con clínicas en Vigo y Redondela, que ha centrado los últimos cinco años de su carrera profesional de casi dos décadas en la relación de la boca con el resto del organismo.



Cuando la actividad diaria, laboral o deportiva no se desempeña ergonómicamente surgen desequilibrios, con repercusión en la actividad neuromuscular, articular y esquelética. Se altera, pues, el estado funcional de la persona y aparecen los primeros síntomas y signos de patología.



Muchos de los dolores de espalda, de cervicales, de cabeza, lumbalgias, etc, pueden deberse a factores relacionados con lesiones específicas de la columna vertebral, de las extremidades o de las articulaciones, pero también a contracturas musculares por posturas inadecuadas a nivel corporal y, en muchos casos, pueden estar relacionadas con desequilibrios en las arcadas dentarias y en los maxilares que condicionan una dinámica mandibular inadecuada.



El este sentido, el doctor García –formado en posturología y kinesiología– afirma que por su consulta pasan niños con problemas de aprendizaje, hiperactividad, déficit de atención, descoordinación, escoliosis o dislexia, que en muchas ocasiones también presentan maloclusiones dentales. “Son síntomas de una disfunción en la integración sensorial, lo que conocemos en posturología como Síndrome de Deficiencia Postural”, apunta.

 

El odontólogo también señala que, por lo menos un 60% de sus pacientes con dolor crónico de espalda presentan alteraciones en la boca, como ausencia de piezas, presencia de prótesis mal adaptadas, metales que provocan corrientes galvánicas, ortodoncias no integradas en el sistema postural, etc. “Esto provoca que el cuerpo se adapte y cree compensaciones por vía refleja, como por ejemplo un cambio en la posición relativa de las cervicales y de los ojos, provocando así una mala integración de la información visual. Si se produce en niños, puede dar lugar a problemas de aprendizaje. En adultos, se genera habitualmente dolor crónico de espalda y contracturas más o menos permanentes”, afirma.



A partir de un concepto global del cuerpo, los odontólogos holísticos colaboran con fisioterapeutas, osteópatas, optometristas o podólogos, entre otros especialistas. “Gracias a este trabajo multidisciplinar, primero podemos determinar el origen del problema del paciente, que posteriormente será tratado por el profesional o los profesionales correspondientes. Desgraciadamente, aún somos pocos los dentistas que estudiamos y resolvemos estas situaciones, pero poco a poco el número va creciendo”, apostilla el doctor García.



Integración sensorial



El objetivo es la integración sensorial de la boca en el sistema postural. “Cualquier cosa que se realice en la cavidad bucal puede descompensar el sistema, pero a su vez, conociendo las reglas de la posturología, a través de la boca podemos solucionar grandes disfunciones y sus consecuencias. De esta forma, valorando nuestros reflejos posturales y haciendo que funcionen acorde con la fisiología, se resuelven los conflictos y el paciente se curará”, afirma el odontólogo.



El doctor García alude también a los ALPH, una forma de estimulación sensorial en la boca desarrollada por el odonto-posturólogo italiano Alfredo Marino y el osteópata-posturólogo francés Philippe Vileneuve. “Son ideales para tratar pacientes con alteraciones posturales que tienen su origen en el sistema estomatognático, o bien cuando éste está afectado por alteraciones con origen a otro nivel. El objetivo es conseguir una correcta integración sensorial de la boca, lo que genera beneficios inmediatos en la postura”, manifiesta.

 

Fuente: Salud Oral

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?