Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

El efecto del estrés sobre la salud bucal

Publicado el: 09 de Diciembre de 2014

 

El estrés diario al que muchas veces estamos sometidos por la tensión laboral, los problemas y obligaciones familiares, entre otros, además de traer consecuencias para nuestro cuerpo, como dolor de cabeza, cansancio, malestares estomacales y sensación de saturación, también produce serios problemas en la salud bucal de quien lo padece.

 

Cuando nos encontramos bajo estrés intenso se puede ver afectado el estado de ánimo y esto conducir a saltear hábitos saludables como la higiene oral, en lo que respecta al cepillado, el uso de hilo dental y los enjuagues antisépticos, que mantienen nuestra salud oral.

 

Para tomar las medidas apropiadas para mejorar esto, es necesario conocer cómo es que el estrés afecta la salud de la boca, cuáles son las potenciales consecuencias que el estrés puede provocar en ella. Entre estas que se incluyen:

 

Aftas (llagas), úlceras bucales: Las aftas son pequeñas úlceras muy incomodas que suelen aparecer dentro de la boca y duran, aproximadamente, 1 semana o 10 días. Si bien se desconoce cuál es la causa que las produce, se sabe que el estrés es un factor de riesgo ya que al bajar las defensas, incrementa las probabilidades de que aparezcan.

 

Herpes labial: El herpes labial es una o varias pequeñas ampollitas con líquido amarillento clarito dentro, que suelen aparecer en alguna de las comisuras de los labios o alrededor de ellos, producidas por el virus del herpes simple. Suelen ser muy molestas, producen picazón y ardor. Se curan espontáneamente a los 10 o 14 días, pero el uso de fármacos antivirales puede aliviar los síntomas.

 

Bruxismo: Denominado popularmente rechinar los dientes, el bruxismo es el hábito que tienen algunas personas de apretar y rechinar los dientes de arriba y de abajo sobre todo mientras duermen. Es una de las principales consecuencias del estrés ya que al estar estresado el individuo duerme tensionado. Puede derivar en dolores de cabeza, contracturas, molestias en la columna y dolores en las articulaciones de la mandíbula, además del desgaste de las piezas dentales.

 

Enfermedad de las encías: Al bajar las defensas del cuerpo, el estrés puede traer como consecuencia un incremento de la placa y mayor riesgo de gingivitis y sangrado de encías.

 

Caries y mal aliento: El estrés es una de las causas de caries luego de la mala higiene bucal, ya que éste incrementa la acidez de la saliva y disminuye la cantidad de ella, lo que afecta directamente al esmalte que protege a los dientes. Además es frecuente que a causa del estrés y del malestar que este produce, uno descuide sus hábitos de higiene, no se cepille con tanta asiduidad, no use hilo dental, no visite al dentista con regularidad y tenga una alimentación menos saludable todo lo cual finalmente desemboca en problemas bucales, mal aliento, placa y caries.

 

Fuente: Odontología Virtual

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?