Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

7 buenas prácticas para estudiar mejor que debes conocer

Publicado el: 24 de Noviembre de 2014

 

Las buenas prácticas a la hora de estudiar son determinantes en la obtención de las buenas calificaciones que todos deseamos. Sin embargo, no siempre los estudiantes, en particular los adolescentes, saben cómo estudiar mejor o qué hacer para mejorar su rendimiento cuando estudian en casa. Aquí te aconsejamos 7 buenas prácticas de estudio que te pueden ayudar a obtener mejores calificaciones en tus próximos exámenes.

 

1. Evita el estrés por repetición de posturas

Cuando navegamos por Internet o escribimos mucho en la computadora, usamos los músculos de nuestro cuerpo de varias maneras, pero algunas de ellas suelen ser muy repetitivas y pueden hacernos susceptibles a las lesiones por esfuerzo repetitivo. Encuentra la manera de evitar el dolor en las manos y el cuello cambiando la forma en que te sientas en tu computadora y cambiando la postura regularmente, así podrás concentrarte y estudiar mejor.

 

2. Cuidado con los estímulos distractores

¿Te ha ocurrido que te dan ganas repentinas de jugar con tu perro o gato en el momento de estudiar? Es frecuente pensar que vamos a estudiar mejor más tarde si hacemos algo divertido ahora, como jugar con una mascota, ver un programa de televisión o incluso ordenar nuestra habitación. Normalmente esto no es cierto y es solo un mecanismo de dilación que va en contra nosotros mismos. ¡No caigas en la trampa de nuestro cerebro!

 

3. Mejora tus hábitos alimenticios

¿Te sientes cansado o mareado una gran parte del tiempo en que debes estudiar? Muchas veces esto se debe simplemente a que no tienes la energía suficiente para pensar, que es una actividad que conlleva un gran gasto. Esto no es problema, ya que puedes aumentar tu nivel de energía simplemente ingiriendo alimentos sanos y energéticos antes de estudiar, como pueden ser frutas como el plátano, muy rico en azúcares naturales o la miel, muy conocida por su alto valor energético.

4. Duerme y deja que tu cerebro descanse

Los estudios demuestran que los patrones naturales de sueño de los adolescentes son diferentes a los de los adultos. Esto a menudo hace que exista falta de sueño entre ellos, por lo que tienden a tener problemas para ir a dormir por la noche y, por lo tanto, tienen problemas para despertarse por las mañanas y están cansados a la hora de ir a estudiar. Intenta adquirir buenas prácticas al dormir para que tu cerebro esté más receptivo a la hora de aprender conocimientos nuevos o estudiar.

 

5. Comunícate con tus padres

Nuestros padres generalmente están interesados en nuestro éxito. Puede sonar bastante simple, pero los estudiantes no siempre se dan cuenta de lo mucho que los padres pueden implicarse en su triunfo. Cuando los padres ven una pequeña señal de fracaso potencial, enseguida se preocupan y se involucran mucho en el aprendizaje de su hijo o hija. Aprovecha la ayuda que ellos desde su experiencia pueden ofrecerte y pídeles consejos.

 

6. Realiza exámenes de práctica

Algunos estudios han demostrado que la mejor manera de prepararse para una prueba es realizar exámenes de práctica. Si de verdad quieres obtener buenos resultados en el próximo examen, reúnete con algún compañero de clases y creen cada uno varias preguntas a modo de examen y respóndanlas individualmente. A continuación, intercambien los exámenes, califíquense uno al otro y discutan los fallos. ¡Se retienen mucho mejor los conocimientos!

 

7. Usa un planificador de tareas

¿Sabías que la mala organización muchas veces suele determinar en las bajas puntuaciones en los exámenes? Es por eso que debes aprender a planificar bien tu tiempo para aprovecharlo al máximo sin prisas de última hora debido a algún inesperado olvido. Para evitarlo, es recomendable que diseñes un planificador de tareas y lo tengas siempre visible, además debes intentar sobre todo cumplirlo correctamente.

 

 

 

Fuente: Ojo científico

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?