Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

¿Cómo organizar un brunch?

Publicado el: 11 de Noviembre de 2014

 

No es un desayuno, ni una comida, sino una excelente forma de ofrecer una divertida ocasión para disfrutar con amigos, familiares o compañeros del trabajo.

 

De un tiempo a la fecha, se ha popularizado el término brunch para indicar una reunión que no se hace ni en la mañana ni a la hora de la comida, sino entre las 11:00 y las 13:00 horas, aproximadamente. Es precisamente eso, pues se deriva de la unión de las palabras breakfast y lunch.

 

Era una costumbre típica de los países anglosajones, la cual, según la revista inglesa Punch, fue introducida en Estados Unidos en 1896, y que actualmente se practica en todo el mundo.

 

Hasta hace poco, por sus características, se realizaban sólo los fines de semana o días festivos, ya que la mayoría de la gente acostumbra levantarse tarde en estas ocasiones y en consecuencia, con mucha hambre.

 

Hoy día, en cambio, se llevan a cabo también de lunes a viernes y son perfectos para reuniones informales o de señoras, en las cuales incluso la gente puede circular por el lugar, pues los alimentos se pueden presentar en forma de buffet, para que cada invitado coma y beba lo que guste.

 

También es una buena opción para las juntas de trabajo, pero sólo en las que se abordan temas relajados como la presentación de un nuevo integrante del equipo. No aplica para aquellas en las se abordan asuntos delicados como presupuestos o recorte de personal, entre otros.

 

En congresos y conferencias, sirve como descanso de las actividades . Si se trata de una reunión laboral, no debe prolongarse más allá de 30 a 60 minutos, de modo que no sea un pretexto para que el grupo se distraiga.

 

El Anfitrión

En caso de que sea usted quien organice un brunch de tipo social, tome en cuenta que el tipo de comida que se sirve debe ser más sustanciosa que la de un desayuno, a un plato a base de huevo puede añadir algo de carne, como unos Benedictine o Croissants de huevo revuelto y jamón.

 

Sólo en un encuentro muy (pero muy) familiar, está permitido usar platos, vasos y cubiertos desechables.

 

Aunque se trate de un buffet, conviene contratar al menos a un mesero para que auxilie a los invitados y recoja los trastes sucios de las mesas.

 

¿Qué servir?

Si tiene que organizar un brunch puede ofrecer lo siguiente:

 

-Bebidas. Café (normal y descafeinado), té, infusiones, jugos, agua natural y gasificada; en algunos casos, mimosas.

 


-Frutas. Preferentemente que sean de la estación y en rebanadas pequeñas. Que estén en su punto de madurez. Puede acompañarlas con yoghurt.

 


-Platos salados. Desde quesadillas hasta bagels con salmón y alcaparras, incluyendo croissants de jamón y queso. Los expertos recomiendan incluir algo que contenga huevo, puede ser una quiche. No olvide agregar una selección de pan, quesos, carnes frías y/o salmón.

 


-El toque dulce. Incorporar desde bizcochos hasta cupcakes, así como algunos postres y diferentes tipos de golosinas.

 

 

Fuente: El Universal

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?