Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

Relación entre la pérdida auditiva y las caries dentales

Publicado el: 04 de Septiembre de 2014

Un nuevo descubrimiento genético a relacionado a un gen como causa de la pérdida auditiva y esta situación a su vez también puede conducir a incrementar el riesgo del desarrollo de caries dentales, según sugieren los especialistas que llevaron a cabo este nuevo estudio.


El estudio genético se centró puntualmente en el gen del receptor “beta de estrógenos o ESRRB”, cuyas mutaciones se encuentran relacionadas con la pérdida de la audición. Los investigadores genéticos llevaron a cabo el estudio sobre alrededor de 1.731 personas, entre las cuales había 2 familias con mutaciones del beta estrógeno.

 

Los investigadores encontraron que ciertas mutaciones se encontraban vinculadas con la salud oral, ya que en los participantes que presentaban dicha mutación los niveles de caries dentales eran mucho más altos.

 

Como parte de las evaluaciones del estudio, los investigadores realizaron pruebas sobre la dureza de 100 dientes extraídos de las personas participantes del estudio. De esta forma compararon sus resultados con los datos de los resultados obtenidos a través de las pruebas de ADN, para ver si las personas con otras mutaciones ESRRB también presentaban diferencias en su salud dental.

 

Los autores del estudio llegaron a la conclusión de que algunas mutaciones en ESRRB, podrían modificar la conformación del esmalte dental, haciendo por lo tanto a los dientes más débiles y en consecuencia más vulnerables ante el desarrollo de las caries.

 

Para tener muy en cuenta, ya existe una importante cantidad de estudios, que relacionan a la salud oral con distintas patologías que afectan a la salud general, por ello cada día descubrimos la importancia de mantener nuestra boca saludable, situación que incrementa no solo la responsabilidad individual, sino también la que corresponde a las autoridades gubernamentales de salud en el mundo entero.

 

El estudio aparece en la edición de la revista BMC Medical Genetics.


Fuente: Odontoespacio

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?